Mi Carro
« »

Pasta y salud

LA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

Las pastas han sido cuestionadas durante décadas debido a su fama de engoradar. A partir de la década de 1980 ese estigma fue desechado y comenzó a revalorizarse su importancia en la alimentación diaria debido a su valor nutritivo.

Las pastas son una deliciosa fuente de energía y salud que aportan al organismo hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales.

Los adultos deben controlar los alimentos que ingieren porque de ellos depende en gran medida su salud. Ningún alimento es completo y saludable por si solo, la clave para una dieta nutritiva es la variedad, por eso acompañar las pastas con queso, carne, pescado, pollo y/o verduras son un plato único ideal.

El departamento de Agricultura de los Estados Unidos creó una Pirámide Alimentaria donde se describen los cinco principales grupos alimentarios. En esta gráfica se limita la cantidad de grasas, aceites y dulces a la punta de la pirámide; mientras que su base está conformada por el primer grupo de alimentos: pastas, panes, cereales y arroz; que son el cimiento para construir una dieta saludable. De este grupo se recomienda consumir una porción diaria.


LA PASTA, MEJOR QUE CUALQUIER MEDICINA

Expertos en nutrición demuestran que las Pastas, junto con las frutas y verduras, son alimentos ricos en fibras que previenen la aparición de cáncer y reducen el riesgo de patologías cardíacas.

Las Pastas de grano duro contienen entre 3 y 9 gramos de fibras cada 100 gramos de pastas. La fibra es necesaria para la prevención de enfermedades como el estreñimiento crónico, los hemorroides, apendicitis, cálculos biliares, cáncer de colón y recto, etc. Durante el tránsito intestinal la fibra se hincha, formando una masa gelatinosa que envuelve los residuos alimenticios, de esta forma ayuda a la eliminación de los mismos.

La “American Heart Association” ha adaptado la pirámide del departamento de Agricultura para desarrollar una dieta saludable en su lucha contra enfermedades Cardíacas, en la cual sugiere el consumo de 6 o más porciones diarias del grupo que conforma la base de la pirámide: Pasta, panes, cereales, arroz y tubérculos.

La Pasta de trigo contiene vitaminas B, esenciales para el metabolismo de carbohidratos y grasas, además de una importante cantidad de vitamina E, un activo antioxidante de grasas a nivel celular que a la vez ayuda a mantener joven el corazón, las venas y las arterias.

Los expertos en alimentación sugieren comer diariamente al menos 100g de pasta porque de este modo, se da al organismo entre un 14% y un 18% de su necesidad energética. Ha sido probado clínicamente que la Pasta baja el grado de colesterol en la sangre y favorece el funcionamiento regular de la tiroide.

Además de estar sanos podemos lucir bien comiendo Pastas, porque contienen vitamina H (Biotina) que protege la piel y las mucosas, y vitamina E (Tocoferol), llamada la vitamina de la juventud que retrasa la aparición de arrugas y normaliza la hidratación de las pieles secas. Por ello es importante que ayudemos a nuestro organismo a combatir los agentes externos como el sol, el agua de mar y el aire del verano.


LA PASTA Y LA SILUETA

Se puede comer hasta 100g diarios de pasta sin temor a engordar, ya que esta cantidad contiene menos de 1g de grasa.
Además, 100g de pasta contienen 72g de hidratos de carbono, la mejor energía para el cuerpo, y 12% de agua entre otros nutrientes.

Quien come Pasta come menos, porque la Pasta absorbe agua y aumenta su volumen durante la cocción, lo que produce un plato abundante que satisface un buen apetito. Pero además, la Pasta es un alimento de fácil digestión y lenta asimilación, lo que ayuda a retrasar el hambre y el deseo de volver a comer.

Las dietas de adelgazamiento deben ser bajas en grasas, pero no es necesario disminuir el consumo de carbohidratos. La versatilidad que ofrecen las Pastas en la cocina permiten combinarlas con condimentos naturales y salsas livianas. Por eso, para quienes tengan problemas con su peso, les recomendamos moderar la cantidad de queso (15g son suficientes) y no abusar de las salsas.